jueves, 3 de diciembre de 2009

Quiero Saber

Quiero saber que esconde el cielo,
quiero saber si está allí la gloria.
Aquellas nubes blancas nos brindan pureza,
aquellas otras grises anuncian tormentas.

Quiero saber si llegaré allí algún día,
quiero saber si alguien me espera,
para acobijarme en sus brazos
y asi calme mi tristeza.

Talvez lo sepa, pero no lo entienda,
talvez me espera y no lo sepa.
Y si existe y no me doy cuenta,
volveré a hundirme en aquella tormenta.

He visto otros cielos realmente bellos,
los he visto y estaban brillando,
he vuelto ha ver el nuestro
realamente gris y se que no lo he extrañado.

Pero he abierto bien los ojos
y aún no puedo verlo,
pero sé que se esconde algo bello.
Puedo sentirlo, puedo oirlo,
puedo imaginarlo y ya lo estoy amando.

Es tan suave, tan delicado,
tan bello y tan bueno,
pero lo mejor de todo, es que me ama.
Ya lo conocia y lo habia olvidado,
pero hoy he vuelto a recordarlo.


martes, 20 de octubre de 2009

Sin Nombre..

El sol habia salido para iluminar aquella mañana, este día iba a ser diferente. Camila, habia despertado, se miró en el espejo, aquel espejo que habia sido testigo de todo lo ocurrido en aquella habitación. Al mirar notó un brillo distinto en ella, sus ojos tenian una luz diferente, estaban llenos de amor, esperanza e ilusiones. Su sonrisa era tan pura y verdadera, llena de verdadera felicidad, su piel esta vez se veia y se sentia diferente, estaba llena de besos locos, apasionados, cariñosos y algunos otros mentirosos, esta vez su piel tenia un sabor a miel. Se sentia la más afortunada, la más dichosa, aquella que ya todo habia tenido y no podia pedir más. Sus emociones eran varias, y sus sentimientos estaban revueltos, pero la pasión salia a flor de piel. Ella al fín amaba, al fín se amaba. Todo estaba perfecto, se baño, se cambio, esta vez no se maquillo pues su belleza era natural, salió hacia el trabajo y se sentia la mujer más bella. Camila estaba decidida, estaba segura de si misma, ella era otra, era mejor.Caminaba y todos volteaban a verla, mujer con tal belleza, debía de ser contemplada, aquel cambio que se habia producido en ella fue percibido por todo aquel que se la encontrara, despertaba curiosidad en todo hombre que la miraba e envidia en toda mujer.Estaba feliz, estaba realmente feliz y solo ella tenia el secreto, secreto que todos querian saber, pero con el paso de la vida tenian que descubrir.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Ni el ni ella

Se encontraron una vez más, en el parque Kennedy, el cual siempre había sido su lugar, comenzaron a caminar, fumando sin pensar en que todo esto podría terminar de la manera menos lógica. No sabían cómo romper el hielo y Ella, Ella solo río y Él solo la miro, en esa mirada ella pudo notar algo de ese amor, que algún día existió. Se encontraron con un vendedor, uno de aquellos que siempre solía estar en esa esquina, este i876pudo notar que algo sucedía y tan solo pudo susurrar, ustedes se aman. Él tenía a otra y ella lo sabía, pero el amor que le tenía nunca se desvanecería. Caminaron sin parar, pasaron las horas, pero ninguno se había percatado de esto. Empezaron a jugar, habían recordado todo lo que habían vivido, risas, juegos, abrazos y también besos y todo era perfecto. La puesta de sol, el viento rosando sus rostros acogiéndolos, uniéndolos. Estaban pecando, se estaban amando, besos y abrazos, era lo que ella estaba robando. De pronto algo suena, él la deja de abrazar y saca su celular, ella pudo leer aquel nombre que acabaría con este dichoso momento. Por que ni él ni ella son capaces de arriesgarse por ellos.



Sueña

“Vive, vive” grite mientras mis lagrimas mojaban mis mejillas, temblorosa te abrazaba mientras tú dejabas de respirar y yo solo cerraba mis ojos, pues no te quería ver marchar. Tu cabello, tan negro y oscuro como ese día, tenía un aroma especial. Y cuando creo volver a sentir tu respiración, tenía la esperanza de que alguna palabra saliera de tu boca, pero otra vez la realidad me golpea con crueldad, me hace abrir los ojos y darme cuenta que todo era un sueño, que en verdad te marchaste y no hay vuelta atrás, que está vez realmente no hay vuelta atrás.

Un poco agitada y consternada por aquel sueño, solo atine a mirar a mí alrededor para cerciorarme de que esta vez no sea un sueño. Veo el reloj, como es de costumbre y veo que ya se ha hecho tarde, el día ha comenzado y lo ha hecho sin mí. Trato de levantarme lo más rápido posible para recuperar el tiempo perdido, pero mi cuerpo y mi corazón están adoloridos, así que decido quedarme un rato más en cama, ya no tengo apuro de seguirle los pasos a este día.

Trato de recordar como llegue a mi cama, anoche fue una noche un poco descontrolada, por lo que logro recordar, tengo imágenes en mi mente, y están un poco borrosas la verdad. Recuerdo que bebía como loca para poder olvidar, logro volver a esa escena por un momento, bebo y hablo como si nada hubiera ocurrido, y de un momento a otro me veo llorando en el baño y rogando tu regreso.

Hago un esfuerzo para lograr recordar más, pero estos esfuerzos logran regresarme un poco los estragos del alcohol, y me vuelvo a sentir mareada. Cierro los ojos para calmar mi mente, y los recuerdos surgen con más fluidez, logro verme sentada, sola en aquel bar, ya no existe nadie más solo estoy yo, con un vaso de whisky que aun no lograba terminar.
Con los ojos cerrados y una sensación de soledad, te vuelvo a extrañar. Anhelo la noche en aquel bar, a donde tan solo me dirijo para poder olvidar, donde mis preocupaciones no pueden entrar. Y empiezo a odiar, el baño de aquel bar, donde a escondidas me siento a llorar y ver cómo me destruyo después de una copa más, pero estoy decida a que esto no vuelva a pasar.

Abro los ojos, la realidad me ha vuelto a recordar que no es hora de soñar, veo la hora una vez más, y sé que el día ha transcurrido sin mí y esta vez porque yo he querido que sea así. Ya pronto será de noche, una noche más de aquellas tantas noches esperadas por mí, esas noches de gloría, esas noches donde solo me encuentro yo y todas esas personas que también quieren olvidar. Tantas noches que no quiero dejar, tantas noches que me embriagan de locura y un sabor de satisfacción, me seducen, me envuelven y me logran atrapar. Tantas noches que aprendí y nunca me costó tanto amarlas, noches las cuales al finalizar me hacen querer más.

Me siento mareada y he vuelto a beber, está noche he regresado temprano y no sé porque, he abierto el refrigerador en busca de comida y solo he logrado encontrar una cerveza, de esas que suelo tomar. Estoy en la gloria y siento que el cielo puedo tocar, me siento una reina, soy la reina de la noche, soy la reina que siempre quise ser y en este estado solo lo logro ser. Me siento liviana, feliz, estoy sola pero esta noche no tiene importancia. Caigo en el piso, me he golpeado fuerte, o al menos así parece, pero no siento dolor solo rio a carcajadas y mi cerveza ya se termino.

Mis ojos se cierran y por un momento pienso que moriré, y vuelvo a reír porque sé que esta noche tan perfecta no puede terminar así. Así es que comprendo que es hora de dormir, y volver a soñar, soñar que aun vives y lo haces junto a mí, soñar para verte y volverme a sentir feliz. Y es que en esos sueños es donde solo puedo estar junto a ti.

Tan solo quiero

¿Cómo extrañar algo que nunca tuviste?¿cómo querer algo que nunca pensaste querer? Te extraño porque quiero pensar que te tuve, que tuve tu cariño, aunque muy poco compartimos se que hubo algo que nos unió. ¿cómo poder olvidar nuestras conversaciones por teléfono?, en las cuales después de un 'te quiero' solo guardábamos el silencio para dar a entender que era en serio, un cosquilleo en el estomago y una risa del momento nos basto para entender que esto iría más lejos, un te quiero no nos basto para decir todo lo que sentíamos así que pasamos a la 'segunda fase' ¿aún recuerdas lo que solíamos decir?, el famoso y gastado 'te adoro' lo dijimos un par de veces y después le siguió 'te adoro y mucho más' algo que tú me dijiste por primera vez, siempre me pregunte que seria '...y mucho más', pero nunca lo pregunte. Recuerdo un día estábamos conversando por y de pronto dijiste 'te amo' yo quede muda no sabia que decir solo pude decir 'yo también' y pregunte ' en verdad me amas?' respondiste que si que me amabas más de lo que yo me podía imaginar y volvieron a surgir aquellos cosquilleos en el estomago los cuales sentía cada ves que repetíamos aquellas palabras, pero como olvidar aquellas noches en vela en las cuales lo único que hacia era pensar en ti, tomar mi celular y leer cada uno de tus mensajes, pensando si seria buena idea que te mandase alguno y la respuesta siempre era la misma, porque no? Y lo hacia una y otra vez, ahora el teléfono no suena, los mensajes no llegan, solo espero que sigas pensando en mi como solías hacerlo en aquel momento, en el cual me decías que no dejabas de pensarme. Ahora me quedan tus mensajes de recuerdo para poder imaginar que algún día, aquel día que dijiste amarme, no solo lo decías sino también lo sentías. Ahora no se cómo hacer para poder saber si todo lo dicho es cierto, quiero volver a hablar contigo y saber como te ha ido y poder preguntarte ¿me sigues amando?, porque no sé si te interesa saberlo pero yo nunca he dejado de amarte. No puedo ni quiero escribir el final para esta historia que para mi fue, es y será mágica por que para mi aun no acaba y por mí que nunca acabe. O es acaso que para ti ¿ya acabo?, quiero pensar que el final no ha llegado...y en tan poco tiempo te puedo decir, te amo.

Déjame

Te amo como tú no me amas, con esa pasión, esa locura, esa pureza, esa fuerza, este dolor. Ay amor, si supieras que este amor tiene un sabor tan dulce, pero a la vez tan amargo. Si realmente supieras lo que este amor puede hacer, lo que tú me haces hacer, es que ya no me reconozco he cambiado tanto por ti, para ti. Déjame mostrarte cosas maravillosas, déjame buscarte, encontrarte y traerte a mi mundo, en el cual solo seamos tu y yo, donde podamos soñar, donde no existen motivos los cuales no nos permitan amarnos, donde no existe la distancia, donde no existe el tiempo, donde no existe nada ni nadie que nos separe, donde realmente me puedes amar y donde TÚ me dejes amarte.

Te quiero, ya no es suficiente.

Te he visto amor, te he visto en aquel sueño, aquel sueño que tu también soñaste. Y fue perfecto, pero que contradictorio ¿no?, lo perfecto no existe, pero existes tú y para mi tú eres la perfección. Y de pronto todo lo resumo a ti, y es que parece que las palabras más hermosas y perfectas se resumen en tu nombre y me hacen volver a amarte. Pero que loca, que loca me haz vuelto, pensé conocer la locura, pero tú y solo tú, amor me llevaste a ese lugar que no existen limites, aquel lugar que tan solo tú conoces. Y mil sentimientos llegan a mi, y lloro, mis lagrimas tocan mis labios, las saboreo y son amargas, amor son tan amargas como aquel vació que dejaste cuando te fuiste sin decir nada, pero amor yo ya lo supere, o quiero creer que lo hice. Alguien toca mi hombro, me pide un minuto de mi tiempo, de tu tiempo, y solo volteo a verlo, me mira con esos ojos que solo él tiene y se parece a ti mi amor. Me pierdo en su mirada, y creo que al fin ¡te encontré! Cierro los ojos amor, y no lo puedo creer, mil emociones se apoderan de mí, vuelvo abrir mis ojos, estos ojos que solo te quieren mirar, y ya no estas. Y me pregunto ¿Por que te fuiste tan rápido?, es acaso ¿que no te querías quedar?, ¿donde estas amor?, ¿donde te metiste esta vez?, ¿por que ya no me quieres ver? Lo siento mi amor, te estoy olvidando, y siento que te estoy fallando y tan solo puedo decir que lo siento, aunque tu lo hayas hecho primero. No hables por favor, no quiero tus razones, ya no me expliques, no hables por favor, no me mires que solo logras herirme y se que volveré a caer en el mismo error. No quiero saber lo que piensas, ya no me interesa, y se que te miento pero debo de ser fuerte.